Make your own free website on Tripod.com

 

INTRODUCCIÓN

 

La siguiente investigación es parte de una línea de investigación de medicina precolombina, iniciado desde 1993, en el innovado laboratorio de Paleopatología de la Escuela de Medicina “Dr. Witremundo Torrealba” de la Universidad de Carabobo, Núcleo Aragua.

La cuenca del lago de Valencia es una zona de extraordinaria riqueza arqueológica, estas zonas lacustres con el paso del tiempo se han  ido modificando geográficamente, lo que determinó movimientos humanos en estas zonas que estuvo integrada por los territorios actuales de los Estados Aragua, Carabobo, parte de Miranda y Yaracuy, las Islas y el Distrito Federal en Venezuela (1), así tenemos el yacimiento Arqueológico La Morita, ubicada en los terrenos del núcleo Aragua de la Universidad de Carabobo, a una latitud de 12° Norte y longitud de 69:50° Oeste a una altura máxima sobre el nivel del mar de 446 mts., (2) sobre el cual tuvo asiento de fase Valencia (700-800 D.C.)

Realizamos una excavación horizontal (trinchera), siguiendo las pautas Metodológicas, emitidas por Karl Marx, según las cuales en toda excavación arqueológica, además de la técnica en si, debe investigar un arqueólogo, un biólogo, un geólogo, (3) y al cual nosotros sugerimos la participación de un teólogo.

El problema resulta, como hemos dejado ver, al separar y estudias los elementos fuera de su conjunto y su función.

En la cultura Valencia, llama poderosamente la atención que el ritual funerario, y los artefactos con este relacionados, tan relevantes e importantes para estos pobladores precolombinos, que sus urnas funerarias, las cuales son de forma cónica, de arcilla color rojo pálido, no posean decoraciones ni incisiones. (4) Deseamos, con la utilización de un medio no invasivo, como es la tomografía axial computarizada (TAC), determinar la disposición de las osamentas humanas, piezas líticas, figuras zoomorfas, atavíos, conchas, semillas u otros elementos orgánicos que tengan una disposición interior que sea característica de esta cultura, planteándose que:  si al aplicar el estudio de la tomografía axial computarizada sobre una urna funeraria PRE-hispánica, entonces encontraremos nuevos hallazgos dentro de la paleopatología americana.

De esta forma estaremos aportando, desde una rama del saber como es la Medicina y dentro de esta una súper-especialización como loes la Imagenología, a otra ciencia, la arqueología, con una investigación que se realiza por  vez primera a nivel mundial,  y con ello intentar dilucidar misterios, (que se presentan a ambas ciencias (problemas), demostrando que todas las ciencias confluyen en un fin común), como son las enfermedades genéricas con énfasis en las recesivas; las desplazamientos humanos realizados en esta zona crítica; (5) las modificaciones causadas y las razones de tales desplazamientos; como las estrechas relaciones encontradas por varios investigadores (6), (7), entre los habitantes de la cuenca del lago de Valencia y los que habitaron tardíamente la región del Orinoco, que se desconoce como ocurrió,  “lo que si parece estar claro es que las unidades sociales que habitan el lago de Valencia parecen estar relacionados genéticamente con las poblaciones orinoquenses; (8) por desarrollar un modo de vida jerárquico cacical caracterizado por la construcción de complejos de montículos (funerarios y de habitación), producción de bienes suntuarios dedicados el culto a los muertos; uso relativamente importante en fuerza de trabajo en obras de terracerías indicando alguna forma de poder centralizados, y la forma como una población del sur pasan de un modo de vida igualitario mixto a otro jerárquico que aún hoy no puede ser dilucidado (1).

Esta cultura que habitó en las orillas del Lago de Valencia no parecen reflejar una jerarquía en el uso del espacio, esto evidenciado por la existencia de áreas de viviendas donde se realizaban diferentes tareas al unísono: preparación y consumo de alimentos, disposición de los muertos, además las excavaciones de Kidder en 1995 (3) sugieren que, aunque las relaciones sociales eran esencialmente igualitarias, se nota en la inhumación de los cadáveres cierto tratamiento diferencial para algunos individuos”. Como enterramientos primarios, algunos con ofrendas entre estos pipas que lo asocian a tener una importancia social o a un shamans, aunque este autor asevera que estos rasgos son poco comunes.

A pesar de usar una técnica no invasiva en ningún momento tuvimos dificultad al hacer el estudio porque usamos la “Técnica Médica de enyesado” (foto 1), lo cual impidió cambios estructurales de la urna, tampoco se evidencia cambios químicos.

 


Copyright © 2004 Paleopatología Venezuela. Reservados todos los derechos.
Última revisión: 22/10/04 04:41 PM